El Camino de Santiago a pedales

Un sueño, el Camino de Santiago en bici

lunes, 5 de mayo de 2008

Bicigrineando V - Arzua - Santiago de Compostela

Y todo tiene su fin, todo llega.

Ya estoy en Santiago y se suceden las emociones, he esperado mucho a que esto llegase.

He estado a punto de abandonar ya que en la noche de ayer martes al hacer un estiramiento me ha dado un tirón en un tendón, detrás de la rodilla izquierda. La verdad es que aunque estaba pensando en abandonar lo extraño es que no me sentía frustrado, es curioso, pero me lo he pasado tan bien, he disfrutado tanto que la verdad es que no me importaba abandonar en este punto, por que lo importante no era llegar a Santiago, era el camino y lo he vivido al 120%, lo que ya cumple con el objetivo que me había marcado.

Sólo había que esperar a la mañana del miércoles a ver como evolucionaba la tendiditis (me imagino que eso es lo que tenía), así que me tomé unos anti-inflamatorios, me di una pomada y a dormir.

Me levanto pronto con la idea de salir e ir haciendo lo que pueda, por carretera para no arriesgar, ya he disfrutado lo que tenía que disfrutar y me gusta mucho esto de la bici, no quería cagarla, así que tiro por carretera con la idea de que si duele o lo paso mal me cojo un taxi y para santiago.

La verdad es que por carretera esto es un paseo comparado con el camino, y me planto muy rápido a 12 km de santiago. Me llueve bastante a ratos y la carretera se hace muy pesada con tanto coche... la verdad es que hay muy poco que contar, es la primera vez que estoy deseando llegar al final de la etapa.

Hasta que llego a un punto en que se supone que no puedo seguir por carretera y tengo que seguir por camino. Un poco de acojone me entra con la pierna en el estado que la tenía, así que tiro más con la pierna derecha y vuelvo a la esencia del camino, al sube-baja, pero ya con menos fuerzas y confianza en que las piernas respondan, pero voy tirando, esto ya está hecho, así que un último sufrimiento y a disfrutar de la llegada.

Y entrada en Santiago... muy emocionante... muchos sentimientos como decía que me los guardo para mi.

A los 5 minutos entran en la plaza Javi Rigor y Miguel, su compañero de Camino. Nos damos un abrazo, nos hacemos unas fotos y nos vamos a oír la misa de los peregrinos.

Es obligatorio pasarse a comer o cenar por Casa Manolo, madre mía que comida me metí!, claro, sabiendo que luego no tienes que pedalear se come de otra manera :-)

Ha sido un gran camino, una experiencia inolvidable... pero esto no es el final, es solo el principio! Ahora el próximo objetivo es Saint Jean Pied de Port - León, y así completar el camino, y si es con Sergio Palomar mejor, y nos quitamos esa espinita!

Haré una próxima entrada con recomendaciones y cosas aprendidas para aquellos que estén preparando su camino, así que estar atentos....

Os dejo también las fotos de mi camino, espero que os gusten!

http://picasaweb.google.es/zaquer/Bicigrineando_CaminoDeSantiago

Un abrazo
Ultreia et Suseia

1 comentarios:

A las 22 de septiembre de 2008, 17:18 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal